sábado, 25 de abril de 2009

Sobre el final de 20th century boys y Galactica

Esta imagen de Galactica encaja perfectamente con las dos series


En menos de dos meses he terminado de ver dos series que, a priori, no deberían tener nada en común: Battlestar Galactica acabó hace un mes tras una andadura televisiva, dejándonos uno de los finales más arriesgados y esperanzadores que he visto nunca. La serie re-imaginada por Ronald Moore ha clavado una estaca en el (enfermizo) panorama de la ciencia-ficción actual y, a menos que alguien se ponga las pilas(no es por desconfiar) quizás ha dejado un listón demasiado alto para cualquier otra serie que se enorgullezca de usar las palabras "fantasía" o "ciencia-ficción" como presentación primaria: hablando en plata, una serie con una factura tan impecable como su arco dramático, que va más allá de la ciencia-ficción, capaz de atreverse con temas tan peliagudos como política, religión o moralidad sin que suenen a discursitos pretenciosos. Vamos, una serie cojonuda. La mejor con diferencia de los últimos años(casi mejor que Smallville....pero ese es otro tema, claro está)


El manga 20th century boys(cuyo último tomo terminé ayer por la noche, aparte de ese recopilatorio "21th century boys" que caerá, seguro) juega en una liga distinta. Para empezar, es un comic(en blanco y negro, maldita sea!), estructurado en tres partes(o épocas) y que por así decirlo juega en el terreno de la "super-narrativa": 22 volúmenes que nos arrastran de arriba para abajo creando un argumento imposible de explicar por su complejidad y sus quebraderos de cabeza. Modo "Perdidos", por poner un ejemplo: una intriga donde se combina el terror con el humor más inesperado, la aventura con el misterio. Un auténtico puzzle donde no pueden ni intuirse por dónde van los tiros ya que su autor, jodido listillo, lo va complicando conforme pasan los números.


Modo "Perdidos", como ya en dicho, pero en bueno. Porque entretiene un huevo. Porque no se las da de inteligente(como Perdidos) ni da la impresión de que nos estén estafando(como Perdidos). Porque se quiera ver o no, una serie que se llama Perdidos(pilladle el chiste fácil) no se puede comparar con otra de distinto medio que tiene como título una canción de rock de T-Rex. No se puede. Así de sencillo.

Si busco final en imágenes de google, me encuentro ésto.


Sin embargo, tanto el final de Galactica como el de 20th century boys SI tienen algo en común. De entrada el final de cualquier serie(televisiva o no) está representado por EL ÚLTIMO CAPÍTULO. Esas páginas o últimos minutos donde todos esperamos las múltiples respuestas que nos vienen comiendo la cabeza a largo de la serie. ¿Quien es ese de ahí?¿Conseguirán explicarme por qué pasa esto?¿Entonces...llegó la hora?


Un buen final es jodido. Los Soprano decidieron cortar por lo sano y dejar congelada la imagen en negro los últimos veinte segundos con la música "Don´t stop", dejando a la imaginación del espectador lo que podría(o no) pasar a continuación. "A dos metros bajo tierra" tomó la direccion prácticamente opuesta: se cargan a todos los personajes en el último episodio(y al que le joda el spoiler, que se aguante, esto es cultura general)


No mereces ni que te ajuste a la ventana.

El final de Galactica tomó la que(creo yo) la dirección más arriesgada. Jugársela a no dejarlo todo mascadito mascadito, desconcertar al espectador y de esa forma(hábiles guionistas) permitirnos poder volver a ver la serie sin el tópico "ah, bueno, pero ése de ahí era en realidad EL MALO y estos aún NO LO SABÍAN TODO"(trauma "Los Otros"). Algunas líneas se cerraron y otras, simplemente, quedarán ahí...colgando en el vacío esperando ser rescatadas por los múltiples visionados de los espectadores más ansiosos(fenómeno opuesto a las novelas de A. Christie)

El final de 20th century boys comparte la misma idea sobre su final. Temía que todo se acabara desmoronando, que el fenómeno "Evangelion" apareciera de repente y se llevara a Kenji, Kanna por un viaje psicotrópico con la excusa "oh, es que esto era taaaan profundo que nos hemos dado cuenta ahora y os lo explotamos en la cara, subnormales. ¿Que no lo entendéis?Ah, pardillos ignorantes..."

Pero no. El final de 20th century boys es abierto, aunque bastante más que el de Galactica.

..............
...................................

De hecho, el final de Galactica es el final de A todo Gas 4 en comparación con esto.

Porque sí, queridos amigos: las dos series tienen un epílogo. Un epílogo desubicado del tiempo en el que se estaban narrando los hechos(en una serie, situado en el futuro; en la otra, todo lo contrario). Unas últimas frases que encierran un misterio que quedará ahí, congelado en el tiempo. Una última escena tan desconcertante y brillante que que tan hace que quieras volver a ver y leerte TODA la serie.

Y que queréis que os diga: para mí ése es el tipo de final que merece la pena.

3 comentarios:

McHARTNIGAN dijo...

Interesting... Yo me he terminado recientemente el tomo 21 (que tiene un final cojonudo por cierto) y estoy impaciente por leer el último. Ya os contaré.

Lockedoor dijo...

Bueno, es que el final del 21 es directamente un "que os jodan" en toda la boca...Créeme Mc, me acordé de ti cuando lo leí y vi que tenía al lado el número 22.
Eso sí, avisado todo el mundo: abierto, abierto, abierto. Veamos a ver qué tal funciona el 21th century boys.
Y lo que tengo ganas de verdad es ver cómo "lo apañan" para la película.Madre...

estanli cuvric dijo...

No tiene usted ni puñetera idea, "Amigo".
Se lo digo con cariño.